26/10/2014

« La inversión constante en tecnología forma parte del espíritu de nuestro hospital »

Entrevista al Dr. Rafael Botín, Jefe de Servicio de Obstetricia y Ginecología y Director Médico del Hospital San Francisco de Asis

Entrevista de P. Pérez publicada en el suplemento "A tu Salud" del diario « La Razón ».
Foto: Cristina Bejarano.

Como director del hospital, ¿cuáles han sido las mejoras que han llevado a cabo para tener ahora un hospital moderno?

El compromiso de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María, que gestionan este hospital, es mantener una apuesta firme por la innovación como medio para garantizar los mejores recursos para prestar el mejor servicio con los mejores profesionales en un entorno confortable. En esta línea, se llevan a cabo todas las iniciativas necesarias para facilitar este objetivo. Desde el punto de vista de la hostelería, el Hospital San Francisco de Asís es un hospital completamente renovado: se ha realizado recientemente una reforma de todas las habitaciones para que reúnan todas las condiciones de confort para el paciente y sus acompañantes, así como una remodelación completa del bloque quirúrgico, al que se ha dotado con la última tecnología. El proyecto de modernización del hospital culminó hace dos años con el nuevo bloque de consultas externas, que alberga en un nuevo espacio moderno y funcional 39 despachos médicos de distintas especialidades.

También han realizado una inversión en tecnología, básica hoy día, ¿cierto?

La inversión constante en tecnología forma parte del espíritu de este hospital en su afán por ofrecer siempre los mejores recursos a nuestros pacientes. Ya en su día fuimos uno de los primeros centros en contar con una Resonancia Magnética como herramienta diagnóstica y contamos con uno de los primeros aceleradores lineales. Hoy día mantenemos este hecho diferencial y además de uno de los primeros mamógrafos con tomosíntesis, contamos con uno de los tres microscopios quirúrgico con OCT que hay en el mundo. Este microscopio incorpora un escáner ocular que actualmente se utiliza como herramienta diagnóstica. Al pasar al ámbito quirúrgico permite al cirujano tener información en tiempo real sobre la evolución de las estructuras del ojo durante la intervención, lo que nos brinda la oportunidad de tomar decisiones con mayor información y precisión, garantizando mejores resultados.

A la hora de invertir en tecnología, ¿cuáles son los factores a tener en cuenta?

Como en tantas otras muchas cosas lo que prima es la calidad y el beneficio que esa nueva tecnología puede tener para el paciente. Si disponemos de una tecnología capaz de diagnosticar un cáncer de 1 mm ¿por qué no invertir en esta, en lugar de en una que detecta el tumor cuando es un poco mayor? Nuestro criterio siempre ha sido apostar por la tecnología con criterios de eficiencia y hasta ahora hemos acertado en el beneficio que buscamos para nuestros pacientes.

Uno de los ejes asistenciales protagonistas del Hospital San Francisco de Asís es el cuidado de la salud de la mujer, ¿verdad?

Tradicionalmente este ha sido un hospital de referencia en Salud de la Mujer. Fue uno de los primeros hospitales privados en contar con una Unidad de Neonatología, como servicio de apoyo a un completo servicio de Obstetricia que inicialmente ya contó con médicos, matronas y paritorios, diferenciados de los quirófanos. En la actualidad, contamos con una Unidad de la Mujer en la que se contempla la atención integral a la salud de la mujer, desde la adolescencia hasta la madurez, con todos los servicios y la tecnología diagnóstica y terapéutica necesaria para ofrecer una asistencia técnica y humana de calidad. La unidad cuenta con programas de promoción de la salud y programas de cribado y detección precoz, en los que disponemos de tecnología puntera, como el mamógrafo con tomosíntesis que comentábamos antes. Y, por supuesto, la asistencia en la práctica totalidad de la patología ginecológica, incluyendo también la oncología ginecológica, con el apoyo de servicios de referencia, como nuestra Unidad de Radioterapia y nuestro Hospital de Día de Oncología.

¿Cuáles son las áreas que están tomando relevancia en su centro?

Por nuestro compromiso con la innovación y la apuesta por consolidar un cuadro médico de prestigio, cada vez cobran mayor relevancia las especialidades de mayor complejidad. Actualmente contamos con una de las pocas Unidades de Urgencias Cardiovasculares, pero esto es posible porque tenemos un equipo de Cardiólogos de primera línea que son capaces de abordar la patología cardiovascular en toda su amplitud, desde la puerta de urgencias hasta los tratamientos de alta complejidad planificados, con el apoyo de una tecnología diagnóstica y terapéutica avanzada. La oftalmología también es para nosotros una especialidad estratégica, ya que contamos con uno de los pocos especialistas europeos capacitados para realizar determinadas intervenciones, como la cirugía de retina pediátrica.

Enmarcados en la red de Hospitales Católicos de Madrid ¿cómo es la relación entre los centros?

Los Hospitales que nos hemos integrado en Hospitales Católicos de Madrid buscamos fortalecernos a partir de la unión de iniciativas y servicios que nos aportan valor a todos. No tiene sentido tener siete robots Da Vinci, si ya tenemos dos y todos podemos beneficiarnos de esta tecnología, del mismo modo que no es necesario disponer de un acelerador lineal en todos los hospitales, si ya contamos con equipos de altísima precisión con los que podemos tratar a todos los pacientes del grupo. De este modo, podemos destinar estos recursos a otras iniciativas u otra tecnología que también pueda beneficiar al Grupo.

¿Piensan en un futuro en una ampliación del hospital?

Sí, vamos a hacer una reforma y ampliación que afectará a más de 8.000 metros cuadrados que dará mayor capacidad operativa al hospital.

¿Cuál es el área en la que van a invertir recursos a corto plazo?

Potenciar la Unidad de Obstetricia.